Tú te defines a ti mismo

Recuerdo un día cuando mi hija me dijo que era tonta.

Me quedé muy impresionado por la forma en que lo dijo. Tenía alrededor de 5 años de edad y, llegando de la escuela me dijo que era tonta en una voz muy confiada y firme. Ella estaba totalmente convencida de que era un hecho.

Le pregunté el por qué había dicho eso y, en el mismo tono, me respondió: “Mi maestra me dijo que soy tonta, mis amigos me dijeron que soy tonta, mis primos me dijeron que soy tonta, por lo tanto, debo serlo”

“¿Te lo dijeron hoy?”, Pregunté.

“Sí, pero ya me lo han dicho antes, por lo que creo que debe ser cierto” Ella respondió con tristeza. Continúe leyendo

Tus obras

Yo solía pensar que los trofeos, medallas, premios y reconocimientos eran una señal de éxito. Y tal vez en la mayoría de los casos esto sea así, pero me sorprendió enterarme de lo fácil que es hoy en día el comprar o conseguirlos cuando tienes suficiente dinero en la billetera o conoces a la gente “correcta”.

Normalmente no acepto esas cosas porque siento que no me lo he realmente ganado aún. Sé de muchas personas con años de experiencia, trabajo duro, perseverancia y sobre todo, grandes resultados para mostrar y, la mayoría de las veces, son ignoradas.

Pero de repente ves gente llena de diplomas, medallas, trofeos y otros honores sin tener ninguna “causa” aparente  para merecer tal distinción. Continúe leyendo

La evidencia

Es extraño lo buenos que somos para encontrar todas las razones por las cuales no vamos a ser capaces de lograr cierto objetivo, o por qué no somos lo suficientemente buenos para llegar a un cierto nivel de éxito, o incluso peor, por qué no merecemos ser felices, sanos, ricos, etc.

En parte, es la programación general que todos recibimos, la forma en que nos comparamos con las falsas imágenes que vemos en los demás y la falsa modestia perjudicial que nos conduce a una autoestima baja. Continúe leyendo