El charco

Después de una terrible tormenta, iba apresurado a ver a un cliente tratando de encontrar atajos en el camino para llegar a tiempo.

Me decidí a pasar por un parque que nunca había visto antes, pero, que estaba en el camino a la oficina de mi cliente. Estaba caminando muy rápido y de repente, después de una curva, me encontré frente a un gran charco.

Al principio, pensé en tratar de saltarlo o, lentamente caminar sobre de él, pero la imagen de un video que vi de un auto que se hunde en un charco aparentemente inocente me vino a la cabeza. Este video muestra un automóvil cruzando un charco aparentemente inofensivo en una calle de una ciudad, pero al parecer estaba cubriendo una enorme “zanja”, sin saberlo, el coche siguió avanzando y de repente desapareció dentro del “charco”. Continúe leyendo

Opuestos

¿Por qué las cosas malas tienen que existir? Si Dios es tan “bueno” como dicen, entonces ¿por qué permite que lo malo y lo feo existan?

Estas son preguntas comunes que escuchamos todo el tiempo.

¿Y alguna vez has imaginado un mundo sin opuestos?

Simplemente no podría existir.

Necesitamos un punto de comparación para poder “medir” las cosas. ¿Cómo saber si algo está frío si no conoces lo caliente? Ejemplo tonto, lo sé, sólo estoy tratando de aclarar mis ideas aquí. Continúe leyendo

Egoísmo

He oído hablar mucho sobre ser egoísta últimamente. Algunos dicen que es la peor cosa que puedes ser si quieres avanzar en tu vida espiritual y otros dicen que el ser egoísta es un acto de auto-preservación.

Creo que, como de costumbre, se trata de un problema de definición. Lo que algunas personas definen como egoísmo de los demás, se podría definir como auto apreciación cuando se aplican a sí mismos. Continúe leyendo

Sé feliz, pero no te detengas ahí

Me preguntaba cómo me sentiría si tuviera todo lo que necesito en estos momentos.

“Bueno, te sentirías muy contento y satisfecho”, sería la respuesta obvia y, sí, estoy de acuerdo, podría sentirme feliz y relajado, en efecto, pero ¿me detendría ahí?

Si pudieras tener todo lo que deseas en este momento, ¿Dejarías de hacer algo más? ¿Te vas a pasar los días, echado en un sofá viendo la televisión y ya nada te importaría? Después de todo, ya tendrías todo lo que siempre quisiste tener. Continúe leyendo