La delgada línea (disparatando)

 

Una de las cosas más difíciles para mí es tratar de identificar la diferencia entre una situación “forzada” y una “natural”.

Y ahora sé que no estoy solo en eso, porque esa es una de las preguntas más frecuentes que me hacen todo el tiempo.

Cuando estoy tratando de “forzar” un evento, una acción, una respuesta a algo que aparece de repente en mi camino. He aprendido a “medir” mi dirección en función de la “rugosidad” de la carretera. Es decir, cuando estás encontrando demasiados “rocas” en tu camino, podría ser una señal de que estás transitando por el camino equivocado. Continúe leyendo

El castigo (historia corta)

El día iniciaba como de costumbre en esa pequeña comunidad, todo el mundo comenzaban sus tareas diarias y había una atmósfera de calma y aburrimiento entre los habitantes.

Sólo uno de los ancianos se sentía un poco nervioso, no sabía el por qué, pero algo estaba mal. Nadie prestó atención a sus comentarios, después de todo, él sólo era un viejo.

De repente, la tierra comenzó a vibrar, todo alrededor de este pequeño pueblo estaba temblando y después de unos pocos segundos todo se volvió negro, como un repentino eclipse total de Sol, pero esto fue más rápido y totalmente inesperado. Continúe leyendo

Tu nuevo sendero

“Sí, las cosas se estaban poniendo muy difíciles, me sentía abrumado y cada mañana trataba de resistirme a la alarma del despertador, no quería levantarme, yo sólo quería seguir durmiendo para no tener que lidiar con todo el lío que yo mismo me había creado”. Él se veía cansado, pero con una nueva luz en sus ojos.

Había perdido su compañía, su hogar, su matrimonio, pero por suerte no el amor de sus hijos. Así que él fue capaz de encontrar una motivación para salir del agujero que él había cavado para sí mismo.

“¿Y que hay de ti? ¿Habías pasado demasiado tiempo en tu zona de confort? Preguntó. Continúe leyendo