Estarás más feliz ahora

Cuando recibí mi primer triciclo cuando tenía alrededor de 3 ó 4 años, pensé que era el día más feliz de mi vida. Era verde con manubrio blanco. Yo era el niño más feliz del planeta Tierra.

A continuación, los años pasaron y cuando recibí mi primera consola de videojuegos, yo estaba tan feliz que no podía creer que estaba sucediendo realmente, fue increíble y de hecho podías conectar un teclado y escribir programas básicos en ella. Yo era el adolescente más feliz del planeta Tierra.

Entonces más años pasaron cargados de diferentes momentos felices cuando me consideraba la persona más feliz del planeta Tierra. Y la verdad es que ahora mismo estoy encontrando incluso, más momentos en los que estoy feliz y agradecido todos los días en los que yo creo que soy la persona más feliz del planeta Tierra. Continúe leyendo