Encuentra tu esperanza (Auto-recordatorio)

¿Recuerdas ese momento en que pensabas que todo estaba perdido y no había solución posible para ese problema?

Cuando eras un niño, había momentos en que las cosas parecían imposibles de lograr, cosas como sujetar la cuchara apropiadamente, alcanzar un juguete en un cajón alto, solucionar una suma en el pizarrón mientras todos los compañeros te observaban, etc.

Probablemente hubo momentos en que te sentiste nervioso de decirle a tus padres que habías roto su jarrón favorito por accidente mientras jugabas con tu pelota dentro de casa. Simplemente no podías pensar en una forma de salir de esa situación, ¿verdad?

A medida que avanzas en tu vida, las pruebas se vuelven más difíciles y las situaciones parecen más complicadas. Pero, cuando ves hacia atrás, puedes ver que siempre fuiste capaz de encontrar una solución para cada tribulación que encontraste en tu camino, ¿no es así? Continúe leyendo

Tu verdadero poder

Si alguien te dijera ahora que estás más “a cargo” de tu felicidad de lo que piensas, ¿cuál sería tu respuesta?

Por supuesto, todos ahora somos conscientes de nuestra “responsabilidad e influencia” en nuestra propia felicidad y bienestar. Hemos leído mucho últimamente acerca de la importancia de nuestros pensamientos y sentimientos para influir en nuestros resultados finales.

Pero la mayoría de las veces necesitamos un recordatorio de esto, porque tan pronto como las cosas se ponen difíciles, tendemos a olvidar nuestro propio poder y saltamos inmediatamente a “modo de desesperación”.

El XIV Dalai Lama dijo una vez: “Si no hay solución para tu problema, entonces no pierdas el tiempo en preocuparte. Si hay una solución, entonces no pierdas el tiempo preocupándote.”

Yo he estado muchas veces así, cuando he llegado a pensar que las cosas estaban muy difíciles y me sentí impotente y asustado por la “magnitud” de los problemas que tenía justo delante de mí. Pero, después de algún tiempo, con la ayuda de otros o incluso a través de mis propios méritos, finalmente me di cuenta de que las cosas no eran tan grandes como parecían. Continúe leyendo

Sólo un segundo

No importa si tu vida no ha cambiado en muchos años.

No importa si te dicen que tu vida está asegurada. No existe tal cosa. Nada en este universo es estático, asegurado o fijo. Incluso las rocas tienen millones de átomos que se mueven dentro de ellas todo el tiempo.

Tú podrías estar preocupado en este momento acerca de un problema que parece insuperable, no ves puertas abiertas a la vista y no hay soluciones plausibles a la mano.

Y, sin embargo, tu vida podría cambiar por completo en el siguiente segundo. Continúe leyendo

Escapando

Escapar es considerado como una parte de nuestro sistema natural de defensa. Por lo general se le llama: respuesta de lucha o huida.

Según esta teoría, el sistema nervioso simpático reacciona ante el peligro con una secreción hormonal de diferentes hormonas, aminas y neurotransmisores (norepinefrina, epinefrina, estrógeno, testosterona, cortisol y otros). Así preparando al sujeto para la lucha o huida.

En estos tiempos modernos, por lo general NO necesitamos la parte de lucha en la ecuación, (con la excepción de las grandes ciudades y las zonas problemáticas, por supuesto). Así que la parte de la huida es mucho más activa en algunas personas.

Tenemos la tendencia a evadir nuestros problemas y mirar hacia el otro lado. Continúe leyendo

La ecuación

Una cosa que me gustaba de las matemáticas cuando yo era un niño, era que eran muy precisas. 2 + 2 = 4. Eso es. ¡Directo al grano!

Pero luego, cuando las matemáticas se ponen más complicadas, las cosas pueden cambiar.

No te preocupes, no voy a hablar de matemáticas hoy, sólo estoy compartiendo contigo una epifanía que tuve la otra noche, así que no esperes un tratado de matemáticas aquí, ¡lo prometo! Continúe leyendo

Ansiedad

Por lo general él siempre se veía tan calmado y relajado que me preguntaba a veces, si alguna vez se enojó en su vida o se puso nervioso por algo.

Un día me enteré de que estaba pasando por un problema legal grave que implicaba una cuestión de dinero con sus familiares. Cuando fui a visitarlo se veía como siempre, calmado y relajado, a pesar de los problemas que estaba enfrentando al tener que ir a los tribunales y tener que lidiar con los abogados todo el tiempo.

Al principio no me atrevía a preguntarle cómo se sentía, ya que su actitud era lo suficientemente clara como para ver que estaba manejándolo bastante bien. Continúe leyendo

¡Enójate!

Hace unos años yo estaba impartiendo una clase de defensa personal en un centro comunitario para mujeres (la mayoría de ellas eran víctimas de violación). Yo estaba hablando de la importancia de neutralizar rápidamente el oponente para que esto les permitiera escapar tan pronto como fuera posible y / o pedir ayuda en función de las circunstancias.

Con el fin de mostrar una técnica para mantener a un extraño a una cierta distancia y poder defenderse de un ataque, le pedí a una pequeña mujer que me ayudara a demostrar la técnica para las otras estudiantes.

Al principio, ella vaciló y se acercó tímidamente. No se atrevía a mirarme y mantuvo los ojos todo el tiempo en el suelo. Continúe leyendo

No mates ese sentimiento

Yo estaba en mi adolescencia, por lo que la manera en que yo sentía y veía las cosas era bastante intensa. Estaba pasando por una difícil crisis existencial y no podía controlar mi depresión.

Sentía que mi mundo se había terminado y no había una solución factible por delante. De pronto algo pasó y tuve una experiencia extraña, estaba ahí viéndome a mí mismo sintiendo y pensando cosas absurdas y negativas. No era como una experiencia fuera del cuerpo, pues todo pasaba en mi cabeza, era como si mi cerebro se dividiera en dos y un lado estuviera juzgando al otro. Continúe leyendo

Crea

He mencionado muchas veces un viejo proverbio ruso que dice: “No hay mal que por bien no venga”. Y en pocas palabras significa que cada vez que algo “malo” nos pasa, es porque trae algo mejor detrás de él.

He aprendido que el recibir cada incidente negativo que llega a nuestra vida con una disposición positiva cambia mucho el resultado final de ese evento. Continúe leyendo

Solidaridad

 

Podemos encontrar diferentes opiniones sobre las huelgas y movimientos sociales  hoy en día.

Un día vas manejando tratando de evitar el habitual tránsito terrible y típico de las grandes ciudades, cuando de repente das vuelta en una calle y la encuentras bloqueada por un grupo de trabajadores que reclaman una solución a sus problemas. Entonces te ves obligado a cambiar tu ruta, así como todos los demás en esa calle, entonces los problemas de tránsito se amplifican inmediatamente alterando nuestras actividades en más de un sentido. Continúe leyendo