Antes de…

Tengo un amigo que es muy impaciente y cada vez que hablas con él y estás tratando de terminar una frase, él te interrumpe con la primera palabra que viene a su mente, tal vez para ayudarte a terminar más rápido. A veces es la palabra que estabas a punto de decir, pero la mayoría de las veces es una palabra que no tenía nada que ver.

La gente suele mirarlo con enojo0 y probablemente piensan algo como: “Gracias, pero no necesito que me ayudes a hablar, ahora si me dejas continuar …” ÉL se da cuenta de que no estás muy contento con su interrupción y guarda silencio por unos segundos, pero dos o tres frases más tarde comienza a interrumpir de nuevo.

Huelga decir que si no estás perfectamente centrado en lo que estás diciendo, todas sus interrupciones hacen que tu mente se aleje del tema principal y termines hablando de algo totalmente diferente. Continúe leyendo

Y todo terminó

Era un día caluroso en Washington DC Un termómetro cerca del “obelisco” marcó 104 ° F, yo estaba bebiendo agua como loco y casi sin darme cuenta, ya había bebido dos botellas grandes en unos pocos minutos.

 

El mango de mi portafolios de repente se derritió, sí! realmente se derritió! Casi pierdo todos mis papeles cuando de repente se cayó al suelo y cuando lo levanté de nuevo, pude notar que el plástico de la manija se había derretido, probablemente una combinación entre el calor de mi mano y el de ese verano loco. Apenas podía respirar y por un tiempo pensé que me hubiera gustado estar en un lugar frío en ese mismo momento.

Continúe leyendo