¡Encuéntralas ahora!

 

Algunos días son difíciles de olvidar. Si tuviste un día lleno de momentos maravillosos, ese día se convierte en un recuerdo para toda la vida. Si tuviste un día lleno de problemas y momentos amargos, ese día también se convertirá en un recuerdo para toda la vida.

Afortunadamente, esos días son muy raros. Por lo general, nuestros días son una combinación de incidentes buenos y malos.

La única diferencia es que la mayoría de la gente está acostumbrada a enfocarse en aquellos eventos que los hacen sentir mal. Los tenemos en un compartimiento especial en la mente y parece que sentimos un “placer” extraño al recordarlos con frecuencia en reuniones que terminan siendo “competencias de adversidades” donde gana quien más ha sufrido.

Sé que interpretar a la víctima, ayuda a algunas personas a atraer más atención sobre ellas y, sí, quién no disfruta de los “15 minutos de fama” de vez en cuando. Continúe leyendo

Sé resiliente

En una plática el día de ayer, comentaba acerca de un amigo que fue un hombre muy sólido y fuerte la mayor parte de su vida, pero el día en que su esposa falleció, comenzó a perder su fuerza y deseos de seguir viviendo.

Siempre es difícil perder a un ser querido, especialmente una persona muy cercana. Y una vez que caemos, el ponernos de pie nuevamente es una tarea abrumadora para la mayoría de nosotros.

Después de una pérdida, un fracaso, un accidente, etc., las cosas se ponen muy difíciles y recuperar nuestra fuerza y paz interiores parece casi imposible. Y aunque el tiempo cura casi todas las heridas, siempre hay algunas cosas que podemos hacer para acelerar nuestra recuperación. Continúe leyendo

A Tiempo

Me sorprendí al ver lo lejos que hemos avanzado  en el año. ¿A dónde se han ido todos los días, semanas y horas? La vida está sucediendo demasiado rápido.

¿Tal vez el tiempo se está acelerando como algunas personas están diciendo, tal vez mi rutina diaria se está haciendo demasiado…mmh…. rutinaria?

Era un sábado, hace dos semanas, cuando asistí a una conferencia muy interesante en una universidad, yo todavía estaba tratando de dejar que los conceptos aprendidos entraran en mi cabeza, cuando de pronto vi el calendario y ¡ya era sábado una vez más! ¿Tan pronto? ¿A dónde se fue el resto de la semana?

Entonces decidí hacer que el tiempo fuera más lento, sí, si el tiempo es una percepción de la mente como algunas teorías afirman, entonces tenía que tratar de hacer que fluyera más lentamente. Continúe leyendo

Construyendo lo nuevo

En una época de rápidos cambios tecnológicos, políticos, sociales, ideológicos, etc., estar estático parece estar “fuera de moda”.

Nuevos descubrimientos en la ciencia aparecen y entonces, nuestras ideas y viejos prejuicios también deben cambiar. La física cuántica es realmente extraña y aunque parece que no puede afectar directamente a tu “realidad”, algunos de sus efectos están comenzando a ser entendidos hoy en día.

Estamos cambiando la forma en que vemos nuestro universo y habrá cambios radicales en nuestras mentalidades y dogmas en la ciencia y la religión. Sí, leíste bien, también hay dogmas en la ciencia, créelo o no. Pero hablaremos de ello en otro momento. Hay muchos “científicos” tercos que prefieren mirar al otro lado cuando aparece una nueva idea, ya que es mucho más cómodo seguir creyendo en los viejos conceptos que trabajar en entender y probar los nuevos. Continúe leyendo

Tu verdadero poder

Si alguien te dijera ahora que estás más “a cargo” de tu felicidad de lo que piensas, ¿cuál sería tu respuesta?

Por supuesto, todos ahora somos conscientes de nuestra “responsabilidad e influencia” en nuestra propia felicidad y bienestar. Hemos leído mucho últimamente acerca de la importancia de nuestros pensamientos y sentimientos para influir en nuestros resultados finales.

Pero la mayoría de las veces necesitamos un recordatorio de esto, porque tan pronto como las cosas se ponen difíciles, tendemos a olvidar nuestro propio poder y saltamos inmediatamente a “modo de desesperación”.

El XIV Dalai Lama dijo una vez: “Si no hay solución para tu problema, entonces no pierdas el tiempo en preocuparte. Si hay una solución, entonces no pierdas el tiempo preocupándote.”

Yo he estado muchas veces así, cuando he llegado a pensar que las cosas estaban muy difíciles y me sentí impotente y asustado por la “magnitud” de los problemas que tenía justo delante de mí. Pero, después de algún tiempo, con la ayuda de otros o incluso a través de mis propios méritos, finalmente me di cuenta de que las cosas no eran tan grandes como parecían. Continúe leyendo

Celos

Hemos sido educados para ser egocéntricos de muchas maneras. Por supuesto, tú necesitas tener tus propias cosas, para tu uso personal. Y ciertamente, todos queremos tener a nuestros seres queridos cerca de nosotros.

Pero ¿has notado lo desesperados que nos ponemos cuando se van, aunque sea por un rato?

Creo que la mayoría de nosotros hemos hecho algunas cosas locas para llamar la atención de alguien que nos interesa o para mantenerles a nuestro lado.

Los celos son una gran enfermedad, ha causado grandes tragedias en la historia de la humanidad. Nos transforma y afecta a todo nuestro cuerpo y alma.

Pero algo que he notado y discutido con muchas personas de diferentes usos y costumbres, es la futilidad de caer en su trampa. Continúe leyendo

Sin ninguna razón en particular

 

Tenía mucha prisa y como de costumbre no encontraba cambio en mi bolsillo, tenía que comprar el boleto rápido ya que había demasiada gente haciendo una línea detrás de mí y el tiempo en las primeras horas del día pasa increíblemente rápido para todo el mundo.

Finalmente tomé un billete de 10 libras de mi cartera, pero la máquina de billetes no la aceptó, necesitaba pagar la cantidad exacta.

Pensé: “Voy a pagar el boleto de la persona detrás de mí” me di la vuelta y le pregunté a un caballero a dónde iba, me miró con una mirada de perplejidad en sus ojos y me dijo su destino, compré los dos boletos y le di el suyo, inmediatamente él trató de darme el dinero que tenía ya listo en su mano.

Le dije: “Está bien, guárdelo” le sonreí y corrí hacia el metro que estaba a punto de salir de la estación.

Una vez en el tren, el mismo hombre que pudo entrar al mismo tiempo, me preguntó: “¿Por qué hizo eso? Le estaba dando el dinero para el boleto y no lo aceptó, no tenía que darme ningún cambio ya que le estaba dando la cantidad exacta “.

Sonreí y le dije que hace unos años, mientras cambiaba de tren en Hamburgo, Alemania, tenía mucha prisa por tomar un tren y solo tenía dólares americanos en mi bolsillo, no tuve tiempo de cambiar a Marcos alemanes para comprar mi boleto y no me aceptaron los dólares para la transacción. Así que, un hombre muy amable se ofreció a pagar mi boleto, le ofrecí los dólares y él no los aceptó. Él sólo me dijo que quería hacer algo bueno por alguien ese día, por “ninguna razón en particular. Pensaremos en una buena razón más tarde “, dijo y nos reímos.

Si quieres leer el resto de este artículo y más como este entra aquí

Tiempo de curación



Y a cualquier parte a la que volteaba había gente hablando de lo difícil que este año ha sido para todos.

Cambios radicales, finales, nuevos principios, las personas que se iban, nuevas personas que aparecían, en una sola palabra: CAOS.

Pero hemos aprendido que a la Madre Naturaleza no le gusta el caos. No hay una ley del caos en ningún lado.

Lo que llamamos caos es simplemente algo que no hemos comprendido plenamente. Pero si miramos más cerca, veremos que todo sigue un cierto orden. Aunque no podamos verlo. Hay un orden y un propósito en todo. Continúe leyendo

El momento perfecto

Me alegro de no ser el encargado del tiempo en este universo.

Es bien sabido que el tratar de complacer a todo el mundo, es la forma más fácil de terminar como un habitante permanente en el manicomio.

¿Puedes imaginarte escuchando a cada persona en el planeta que te solicitara acelerar, frenar, volver hacia atrás o detener el tiempo a cada segundo?

A veces deseas que tu día pase muy despacio (como algunos domingos) o estás ansioso de que una fecha llegue pronto o, por el contrario, temes que un día en particular llegue, por lo que desearías ser capaz de ralentizar el paso del tiempo o, en ciertas ocasiones, detenerlo completamente. Continúe leyendo