¿Tus límites?

 

Estaba hablando con Rick el otro día, quien estaba muy preocupado por su futuro.

Su abuelo fue médico, su padre fue médico y, sí, lo adivinaste, él se convirtió en médico también.

Había estado rodeado de médicos de todo tipo durante toda su vida. Asistió a reuniones y fiestas donde la mayoría de la gente eran doctores, todo su mundo estaba lleno de galenos aquí y allá.

Eso fue por un lado muy bueno, porque esa influencia lo había convertido en un buen médico, muy abierto a todo tipo de tratamientos, no sólo a la alopatía. Pero por el otro lado, también era una cosa terrible, porque había asumido toda su vida sólo su papel de médico. No podía concebir la idea de hacer otra cosa.

Había aceptado la limitación de ser siempre sólo un médico y la idea de tener un hobby o actividad fuera de su profesión era impensable para él. Continúe leyendo

Desde cero

A la mayoría de la gente mayor que conozco, le gusta ver su vida al revés. Es decir, les gusta ver todas las cosas que han logrado durante sus vidas. Cómo las cosas les fueron difíciles alguna vez y, a pesar de ello, fueron capaces de superar los obstáculos y luchar para conseguir lo que querían. Pero el 95% de ellos cuando les pregunto si quisieran comenzar todo desde cero, contestan con un rotundo: ¡NO!

La mayoría de la gente de cierta edad, ha vivido una vida llena de dificultades y han aprendido a superarlas y ahora están en un lugar privilegiado, ya que pasaron sus pruebas. No obstante, no les gusta la idea de comenzar de nuevo.

Ellos sienten que han llegado a la meta y ahora sólo pueden descansar y vivir mirando el pasado por el resto de sus vidas. Continúe leyendo