Autenticidad

Hace algún tiempo, tuve la oportunidad de conocer en persona a un muy conocido científico-escritor. Siempre escribió sobre temas muy polémicos y estaba totalmente convencido de sus conceptos.

Fue considerado una eminencia en su tiempo. Durante muchos años fue capaz de soportar los ataques y críticas de sus colegas científicos que estaban más cómodos con las viejas teorías. Sin embargo, la mayoría de las veces proporcionó buena evidencia de sus propios modelos.

Pero, al comenzar una familia, las presiones económicas comenzaron a emerger. Por lo tanto, tuvo que empezar a buscar nuevas oportunidades de trabajo y su vida dio un giro de 180 grados.

Cuando ya no era tan “famoso”, tuvo que atenerse a las reglas de la comunidad científica (nota cómo yo no dije: bajo las leyes de la ciencia), se le pidió educadamente que “reformulara” algunos de sus argumentos, teorías personales y, puntos de vista en sus libros, ya que “no estaban en línea con la visión científica general”. Continúe leyendo

No se los permitas

Te despiertas con una sensación maravillosa, tuviste una buena noche y te sientes feliz y expectante por tu día.

No te sientes cansado como los otros días y sabes muy dentro de ti que este puede ser un día maravilloso.

Llevas tu mejor abrigo y sales de tu casa para conquistar el mundo, incluso ves tu calle y a la gente caminando a tu alrededor bajo una luz diferente. Incluso estás sonriendo, pero de repente, un autobús que pasa justo enfrente de ti, te salpica agua de un charco sucio sobre todo tu cuerpo, ahora tu precioso abrigo parece sacado de la basura y deseas desaparecer en el centro de la tierra.

Vuelves a tu casa y agarras rápidamente las primeras prendas que encuentras en tu armario. Obviamente, llegas tarde a tu trabajo y un jefe furioso te pide que le presentes los informes que te ha estado pidiendo desde la semana pasada, sólo para encontrar un montón de errores en ellos, por lo que te obligan a hacerlos de nuevo.

En ese preciso momento, te das cuenta de que tus compañeros de trabajo se están riendo de ti porque en tu prisa, no te diste cuenta de que te habías puesto dos zapatos de diferente colore y ahora es demasiado tarde para hacer algo al respecto.

¿Suena familiar? Tal vez, yo he estado allí, pero después de algunas experiencias embarazosas he aprendido a no dejar que esos eventos envenenen mi día. He aprendido a reírme de mis errores y en realidad, eso hizo que esos “accidentes” fueran menos traumáticos para mí.

Estamos permitiendo que nuestra vida dependa de la “validación” de los demás, por lo que necesitamos tomar fotografías de lo que comemos, lo que usamos (o quisiéramos usar), los lugares a donde vamos y las celebridades que nos encontramos ocasionalmente para que otros vean “cuan maravillosa es nuestra vida” y, por lo tanto, nos den su “sello de aprobación”.

Gracias a esa obsesión, las redes sociales existen y hacen que más gente se sienta miserable, cuando su propósito, al principio, fue todo lo contrario.

Deja de dar a otros un poder que no les pertenece. Sus opiniones, sus palabras, no tienen poder sobre tu felicidad, a menos que tú les des ese poder.

Permanece enfocado en la belleza y la verdad de tu propio viaje.

Elimina cualquier necesidad o apego a la validación de los demás. Esta es tu vida, éste es tu viaje y éstas son tus elecciones. Reconoce tu responsabilidad por lo que eliges hacer, pensar y sentir y céntrate en tu propio camino. Lo que otros hacen con sus vidas volverá a ellos. Lo que tú decidas hacer en tu vida te dará los frutos de tus propias decisiones.

La vida está llena de sorpresas, buenas y malas, fracasos y contratiempos, pero ninguno de ellos tiene el poder de detenerte permanentemente. Tú ya tienes la fuerza, la sabiduría y los medios para superar cualquier cosa que la vida te ponga en tu camino.

Tú eres la única persona que estará contigo hasta el final de tu viaje. Cuida de ti mismo, no permitas que otros cambien quien realmente eres. No des el control del volante de tu vida a nadie. No les permita quitar tu vista de tu objetivo.

Esta es tu vida, algunos de ellos no quieren que seas exitoso, pero naciste para ser el mejor. Se el mejor ahora.

Algunos de ellos quieren verte fracasar. No se los permitas…

Todavía estás vivo

Él era una persona muy activa, uno de los hombres más entusiastas que te puedas imaginar. Era un miembro prominente de su comunidad y director general de su empresa. Era muy difícil localizarlo ya que siempre estaba haciendo algo en alguna parte, ya sabes lo que quiero decir.

Siempre pensé que se iría a viajar por el mundo cuando se retirara. Estaba tan lleno de energía que yo pensaba que iba a disfrutar de todo aún más después de su retiro.

No lo hizo.

Murió exactamente tres meses después de jubilarse. Continúe leyendo

¿Y ahora qué?

“… Así que empecé a visualizar los resultados finales que quería ver en mi vida y luego me quedé allí mirando el techo en silencio, preguntándome qué hacer a continuación.” Me dijo.

“Bueno, después de visualizar lo que queremos manifestar, Lo que sigue es escuchar a tu corazón, es necesario dar un paso hacia lo que quieres conseguir. Si no haces nada, ni siquiera dar un pequeño paso, para que tu acción ponga en marcha al resto del Universo, nada va a suceder. ” Fue mi respuesta.

“Ok, ok sé todo eso, lo he leído una y mil veces, pero la cosa es que en este momento, NO SÉ QUÉ HACER! He hecho todo lo que sé lo que puedo hacer y, no tengo ni idea de cuál es el siguiente paso y necesito que me ayudes a descubrir lo que sigue. No hay nada más enervante de desear algo y no tener idea de qué hacer al respecto, no puedo seguir mirando al techo toda mi vida. ” Dijo desesperadamente. Continúe leyendo

El arte de la curación

 

“El deseo de curación ha sido siempre la mitad de la salud.” – Séneca

 

Hoy en día la palabra “curación” ha tomado diferentes significados, se puede hacer referencia a la curación física, moral, mental o alivio espiritual.

La industria farmacéutica nos ha estado presentando una imagen de la curación física como algo que se obtendrá sólo por el consumo de medicamentos químicos. Las religiones nos han dado la imagen de que la curación espiritual y moral (“salvación”) se obtiene por asistir a un lugar para adorar a la divinidad y seguir ciertas reglas implementadas por los seres humanos, etc.

Parece que todos tenemos nuestro propio concepto de curación, pero ¿has notado que hay personas que al parecer están en busca de ésta, pero que la están evitando al mismo tiempo? Continúe leyendo

El personaje

 

Constantemente leo ideas para escritores del cómo crear los personajes de sus novelas. La verdad es que sólo después de haber tratado de escribir una novela, un cuento, una fábula, un poema, etc., no te puedes imaginar lo difícil que es en realidad.

Para un escritor el estar delante de una página en blanco a la espera de ser llenada con inspiración, es una experiencia aterradora. Y créeme, las cosas se ponen peor después de la primera novela de éxito. Estás obligado a mantener la calidad de tus historias o en realidad se espera que escribas mejor con cada nuevo libro.

Así que lo mejor que puedes hacer, si es que estás pensando en la escribir tu primera, segunda, tercera o centésima novela, es escuchar a los escritores con más camino andado para que puedas aprender de sus experiencias. Continúe leyendo

Dejando atrás

Creo que una de las cosas más difíciles de hacer cuando haces cambios en tu vida es el dejar el daño atrás, renunciar a esas cosas, objetos y costumbres que todavía están aquí, pero que ya no nos sirven.

Tendemos a apegarnos a las cosas que han causado un impacto emocional profundo en nuestra alma, ya sea bueno o malo|. Así que cuando llega el momento de hacer una limpieza profunda en nuestra casa o en nuestro corazón, encontramos muy difícil el deshacernos de ello, ya que cada vez que nos ponemos en contacto con eso, vivimos de nuevo esas emociones. Continúe leyendo

Un lugar sagrado

Tenía un amigo hace muchos años que, desde que era un niño pequeño, sus padres le enseñaron que tenía que ir a la iglesia para poder hablar con Dios.

Él siempre asistió a sus servicios de la iglesia 3 veces a la semana. Tenía la convicción de que el único lugar para hablar con Dios era su iglesia. Le pregunté una vez el por qué tenía que correr a su iglesia cada vez que quería orar, si Dios estaba en todas partes y en cualquier momento. Él simplemente respondió que él sabía eso, pero, pero que sus padres habían sembrado esa semilla en su corazón y que ahora él no era capaz de soltar esa idea tan fácilmente. Continúe leyendo

Crece tu mentalidad

Yo era nuevo en ese trabajo de programación, era joven y era mi primer trabajo en un entorno tan impresionante. Todo el mundo era mucho mayor que yo y con toda la experiencia del mundo, eran una élite de ingenieros y expertos en muchos campos. Era realmente abrumador para mí.

Un día me pidieron que hiciera un programa para hacer algunas rutinas de seguimiento por satélite y no tenía ni idea de cómo hacer algo así. Continúe leyendo

Estás por tu cuenta

Me sorprendí al escucharla diciendo que no podrían estar juntos porque no sacaban lo mejor uno del otro. Y me sorprendió porque he oído eso incluso de consejeros matrimoniales, psicólogos, médicos, abogados y muchas otras personas que se supondría están un poco más informados.

Tal vez es por eso que tantas relaciones han estado y siguen estando hoy en día, condenadas al fracaso. Continúe leyendo