Destrozado

 

A veces la única manera de liberarse de un mal ciclo, es permitirse estar completamente expuesto, para que lo malo deje nuestro organismo y lo nuevo y bueno pueda entrar una vez más.

A veces necesitas permitirte estar destrozado en mil pedazos, para que así puedas recoger tus buenas piezas y dejar atrás las defectuosas. Como una oruga que necesita renunciar a ser un gusano para convertirse en una mariposa.

A veces necesitas permitirte ser desollado emocionalmente para limpiarte de todos esos años de energía negativa, programación equivocada y malos hábitos, para ser re-creado a tu estado original.

Esta vez puedes poner tus piezas interiores en un orden diferente y no dejar espacio para aquellas cosas que te retuvieron durante tanto tiempo. Continúe leyendo

Contribución

Una de las cosas más difíciles con la que he tratado de acabar de una vez, es esa sensación de no hacer lo suficiente para hacer este mundo mejor para mí y para los demás.

A veces me siento tan inútil e impotente mientras trato de encontrar una mejor manera de hacer las cosas. Me gustaría que hubiera una “aplicación” en mi mente para ayudarme a encontrar la mejor y más rápida manera de lograr esos sueños largamente esperados y no cumplidos en mi corazón.

Pero, supongo que a veces la Vida tiene formas de “ayudarte” a aprender las cosas más rápido y eso es al darte experiencias en las que puedas aplicar esas cosas que has estado leyendo y aprendiendo a través de muchas fuentes diferentes. Pero cuando los tiempos llegan para que “utilices” esas herramientas que has recibido a lo largo de tu vida, es cuando de verdad adquieres “conocimiento”.

Es muy divertido escuchar a aquellas personas que creen que su “verdad” es la única realidad que existe. Y se pueden encontrar ejemplos en todas partes y en todos los niveles. Desde gente común hasta profesores de universidades de prestigio en todo el mundo.

Todos nos aferramos a nuestra propia “verdad” en particular y, desde nuestra perspectiva, lo que otros piensan es sólo basura infundada. Sí, estoy seguro de conoces muchos ejemplos de estos también. Continúe leyendo

Nueva vista

La última vez que estuve allí me sentía triste y cansado. El campo parecía en ese momento seco y sin color. El clima era bueno, pero lo sentía frío y asfixiante. Había perdido a una tía que había sido como mi segunda madre toda la vida y desde ese momento, la vida sería muy diferente a lo que yo pensé que sería mi realidad eterna.

Una fotografía capturó ese momento. Nunca me atreví a ver la foto de nuevo, por lo que permaneció durante muchos años escondida en una caja.

La imagen de ese campo nunca cambió. En mis recuerdos estaba seco, frío y sombrío. Tampoco había vuelto a visitar ese lugar en todo este tiempo. Continúe leyendo

Estarás más feliz ahora

Cuando recibí mi primer triciclo cuando tenía alrededor de 3 ó 4 años, pensé que era el día más feliz de mi vida. Era verde con manubrio blanco. Yo era el niño más feliz del planeta Tierra.

A continuación, los años pasaron y cuando recibí mi primera consola de videojuegos, yo estaba tan feliz que no podía creer que estaba sucediendo realmente, fue increíble y de hecho podías conectar un teclado y escribir programas básicos en ella. Yo era el adolescente más feliz del planeta Tierra.

Entonces más años pasaron cargados de diferentes momentos felices cuando me consideraba la persona más feliz del planeta Tierra. Y la verdad es que ahora mismo estoy encontrando incluso, más momentos en los que estoy feliz y agradecido todos los días en los que yo creo que soy la persona más feliz del planeta Tierra. Continúe leyendo

El castigo (historia corta)

El día iniciaba como de costumbre en esa pequeña comunidad, todo el mundo comenzaban sus tareas diarias y había una atmósfera de calma y aburrimiento entre los habitantes.

Sólo uno de los ancianos se sentía un poco nervioso, no sabía el por qué, pero algo estaba mal. Nadie prestó atención a sus comentarios, después de todo, él sólo era un viejo.

De repente, la tierra comenzó a vibrar, todo alrededor de este pequeño pueblo estaba temblando y después de unos pocos segundos todo se volvió negro, como un repentino eclipse total de Sol, pero esto fue más rápido y totalmente inesperado. Continúe leyendo

Volviendo del pasado

 

Esa calle no se veía tan amplia como antes, no como la imagen en mi mente. Crecí en esa calle, pero ahora parecía más pequeña de alguna manera. ¿Las casas en esa calle se encogieron tal vez bajo la presión del tiempo y el espacio?

No había estado allí tal vez en 30 años más o menos. Los árboles eran, por supuesto, más altos que cuando yo vivía allí, pero de alguna manera, no se veían más altos que en mis recuerdos.

Pero las casas eran ahora más pequeñas, toda la calle no es tan ancha y la gente es toda diferente. Continúe leyendo