Posponiendo tu bienestar

“Y cuando tenga una casa nueva, entonces estaré feliz”, dijo esta mujer a su compañera en voz alta como si quisiera que todo el mundo se enterara.

“Entonces sabré que todo lo que he hecho ha valido la pena, todo el dolor, todo el trabajo duro, mi sufrimiento.” La señora que estaba sentada a su lado la miró en silencio.

“Entonces seré capaz de sonreír de nuevo y saber que todo estará bien. Concluyó con un tono triunfal.

La señora que viajaba con ella le preguntó después de unos segundos: “¿Cuánto tiempo has esperado que eso suceda?”

“Treinta años” contestó la primera dama. Continúe leyendo

Sin ninguna razón en particular

 

Tenía mucha prisa y como de costumbre no encontraba cambio en mi bolsillo, tenía que comprar el boleto rápido ya que había demasiada gente haciendo una línea detrás de mí y el tiempo en las primeras horas del día pasa increíblemente rápido para todo el mundo.

Finalmente tomé un billete de 10 libras de mi cartera, pero la máquina de billetes no la aceptó, necesitaba pagar la cantidad exacta.

Pensé: “Voy a pagar el boleto de la persona detrás de mí” me di la vuelta y le pregunté a un caballero a dónde iba, me miró con una mirada de perplejidad en sus ojos y me dijo su destino, compré los dos boletos y le di el suyo, inmediatamente él trató de darme el dinero que tenía ya listo en su mano.

Le dije: “Está bien, guárdelo” le sonreí y corrí hacia el metro que estaba a punto de salir de la estación.

Una vez en el tren, el mismo hombre que pudo entrar al mismo tiempo, me preguntó: “¿Por qué hizo eso? Le estaba dando el dinero para el boleto y no lo aceptó, no tenía que darme ningún cambio ya que le estaba dando la cantidad exacta “.

Sonreí y le dije que hace unos años, mientras cambiaba de tren en Hamburgo, Alemania, tenía mucha prisa por tomar un tren y solo tenía dólares americanos en mi bolsillo, no tuve tiempo de cambiar a Marcos alemanes para comprar mi boleto y no me aceptaron los dólares para la transacción. Así que, un hombre muy amable se ofreció a pagar mi boleto, le ofrecí los dólares y él no los aceptó. Él sólo me dijo que quería hacer algo bueno por alguien ese día, por “ninguna razón en particular. Pensaremos en una buena razón más tarde “, dijo y nos reímos.

Si quieres leer el resto de este artículo y más como este entra aquí

El obstáculo

La mayoría de las veces, tendemos a pasar por alto la importancia de los obstáculos en nuestro camino.

¿Alguna vez has transitado por una larga carretera recta? Una vez tuve que conducir durante 9 horas desde Arabia Saudita a Jordania en una larga línea recta de “nada”.

La mayoría de la gente pensaría que esto podría ser la manera más segura de viajar, “sin curvas, no hay peligro” ¿verdad? Pues no.

Es exasperante manejar sin “giros ni curvas”. Continúe leyendo

El tren

Recuerdo ese pequeño tren que recibí como un regalo cuando era niño. Era precioso y utilizaba una de esas viejas baterías gordas para alimentar el motor y una pequeña luz que tenía en la parte de enfrente.

Tenía unos mecanismos colocados en la parte frontal y en la parte trasera, eran como pequeños botones que cuando se apretaban cambiaban la dirección del motor, por lo que cuando el tren encontraba un obstáculo en su camino que presionara este botón, el tren cambiaba de dirección y comenzaba a ir en reversa. Lo mismo cuando el tren llegaba al final de la vía, el botón trasero era presionado por el obstáculo y cambiaba de dirección hacia delante.

Puede que no suene muy impresionante cuando se compara con los estándares de hoy en la tecnología de los juguetes, pero teniendo en cuenta que esto fue hace mucho tiempo, para mí fue algo realmente maravilloso.

Después de un rato, en lugar de esperar a que el tren llegara hasta el final de la vía y chocara para que empezara a ir hacia adelante, empecé a “detenerlo” con mi dedo para hacerla cambiar de dirección más rápido.

Luego amplié la pista y añadí un puente y otros detalles para hacer el “paseo” más divertido. Me encantaba.

A veces me siento como ese tren.

Comienzo a avanzar hacia adelante sin “obstáculos” en el camino y de repente aparece una situación inesperada y “cambia” mi dirección haciéndome retroceder, a veces por mucho tiempo, hasta que “algo” me detiene y me ayuda a cambiar mi dirección para continuar mi camino hacia delante.

Hoy en día, después de expandir en mi pista con muchas nuevas opciones, puentes, túneles, nuevos paisajes y escenarios. Estoy trabajando en mi mecanismo interno con el fin de evitar ir demasiado lejos hacia atrás. De esa manera puedo parar, observar, aprender y continuar mi camino de avance continuo.

Si quieres leer el resto de este artículo y más como este entra aquí

¿Estás orgulloso?

Después de todos estos años de vivir tu vida a tu manera.  Después de la adquisición de hábitos, ideas, habilidades y conocimientos y, de convertirte en la persona que eres ahora. ¿Qué opinas del resultado? ¿Estás orgulloso de tu vida?

Y estoy hablando de manera general, no de cosas en específico.

Sé que hay muchas cosas que has logrado y que pueden hacer que te sientas orgulloso de ti mismo. Y sí, hay miles de cosas que no has alcanzado todavía, pero que no deben hacer que te sientas menos orgullosos de quien eres ahora.

La verdad es que estamos aquí para aprender, explorar y experimentar, con el fin de mejorarnos a nosotros mismos. Y como bien sabes, de vez en cuando aprendemos la lección de inmediato, otras veces tenemos que repetirla, pero al final, siempre terminamos siendo una persona diferente.

El verdadero problema viene, cuando sentimos la necesidad de “continuar” con nuestras viejas ideas, hábitos y respuestas. Si ves las cosas ahora, del mismo modo en que las veías hace 10 años, entonces no has avanzado ni un centímetro.

A medida que pasa el tiempo, adoptamos la creencia de que no hay que cometer más errores, o al menos, no tan a menudo.

Pero, ¿quién puede vivir una vida sin cometer errores?

Nadie.

Para seguir leyendo este artículo y otros similares, Haz Click Aqui.

¿Lo mismo?

Estaba esperando el metro en Londres, Inglaterra en una estación llena de gente y no pude dejar de oír por casualidad la conversación de dos señoras de mediana edad charlando alegremente a mi lado.

Una de ellas había ido de vacaciones a España y estaba sorprendida por algunas particularidades de la lengua, ella dijo algo así: “En España le dan género a los objetos, por ejemplo, ellos llaman una silla ´ella’, (lo que quiso decir es que  se clasifica como femenino) y a un zapato un ‘el’ (masculino), y eso le sonaba demasiado ‘extranjero’, dijo con una expresión de sorpresa en su cara.” Continúe leyendo

Viajando

Viajar significa cosas diferentes para cada persona. Recuerdo cuán emocionado me ponía cuando yo era un niño cuando se acercaban las vacaciones. Yo sabía que íbamos a viajar a algún sitio.

Algunos días festivos, íbamos a visitar a la familia y después de un tiempo se hizo un poco aburrido porque cada ocasión estábamos haciendo las mismas cosas con la misma gente e íbamos a los mismos sitios. Afortunadamente mi madre decidió que necesitábamos ver nuevos lugares y comenzamos a tomar tours guiados a diferentes estados. Continúe leyendo

Un nuevo lugar

Muchas veces he hablado acerca de la creación y la búsqueda del “cambio”, hemos hablado mucho sobre cómo el cambio es vida y cómo tu rutina podría matarte.

Pero a veces, incluso el tratar de cambiar nuestra rutina puede ser muy difícil y estresante. Continúe leyendo