Tolerar

El otro día mientras daba un largo paseo por el parque, estaba reflexionando sobre por qué a veces nos sentimos incómodos con la forma en que nuestra vida se desarrolla.

Recuerdo haber llegado a pensar que, mientras me sintiera bien, se suponía que mi vida y todo lo que me rodeaba estaría bien y no debería mover nada para cambiarlo.

No estoy diciendo que debas sentirte incómodo con tu vida todo el tiempo, esa no es la verdadera razón para estar aquí. Pero una vez que notas que “nada cambia” que las cosas son iguales, como de costumbre y, comienzas a sentir que no estás “avanzando” en el camino de tu vida, entonces es hora de escuchar esa pequeña voz en tu cabeza que está tratando de decirte algo muy importante.

Algo que tal vez estés fingiendo ignorar. Continúe leyendo

La tormenta

Cuando era niño odiaba cuando la lluvia arruinaba mis tardes. No me permitían salir a jugar mientras llovía.

Por lo tanto, durante la temporada de lluvias, estaba condenado a quedarme en casa viendo la televisión o leyendo, eso no era del todo malo puesto que me enamoré de muchos libros maravillosos en aquel entonces.

Pero recuerdo muchas veces que me quedé viendo cómo se cancelaban grandes planes con amigos debido a la lluvia.

Eso me hacía sentir muy frustrado y algunas veces incluso enojado con la Madre Naturaleza.

Tuvieron que pasar años antes de que realmente pudiera apreciar las bendiciones de una buena tormenta y los efectos purificadores y limpiadores en todo el planeta. Continúe leyendo

Satisfacción garantizada

Durante muchos años creí en el modelo estándar de felicidad, ya sabes, lo que todo el mundo te dice que necesitas tener, vestir y vivir para ser una persona realmente feliz.

Por supuesto, nunca fui capaz de alcanzar esos estándares, por lo tanto, creía que no era una buena persona.

Si no podía cumplir todos esos requisitos, entonces debería ser un perdedor. Después de todo, pude ver muchos triunfadores a mi alrededor. Y si yo era el único que vivía en la mediocridad, entonces algo debería estar mal conmigo.

Esos fueron años muy difíciles para mí.

No podía entender muy bien, cómo era posible que muchos de mis amigos y conocidos tuvieran una vida perfecta, mientras yo realmente luchaba por mantener mis pedazos en orden. Continúe leyendo

Personal

Hoy en día reaccionamos demasiado rápido a los acontecimientos externos. Estoy hablando de la forma en que tomamos las palabras de otras personas.

Estás caminando tranquilamente por la calle, ocupándote de tus propios asuntos y de repente alguien aparece en la esquina y choca contigo. Esa persona comienza a gritarte como si fuera culpa tuya el estar en su camino y comienza a decir cosas horribles sobre ti. La gente mira la escena sin darle importancia y sigue su camino, pero para ti fue un evento muy traumático.

No puedes entender por qué esa persona está en tal cólera cuando ni siquiera se estrellaron a propósito.

Pero tuviste que escuchar toda una lista de adverbios y, probablemente, incluso aprendiste algunos nuevos, sin entender la verdadera razón de ello.

O alguien que conoces tiene un tipo muy particular de humor y de repente dice una broma sobre ti que tomas como una ofensa, pero que no era su intensión. Continúe leyendo

Sin palabras

No es necesario “compartir” todas tus experiencias con el resto del mundo.

La mayoría de las cosas que realmente disfrutamos son cosas que no podemos poner en palabras.

Sé que hoy en día es más importante para muchas personas subir fotos de su último viaje a sus redes sociales que tomar el tiempo para disfrutar el momento por sí mismos.

El otro día estaba hablando con un amigo que me dijo que no había tomado ningún video o fotografías de su viaje porque sentía que perdía mucho tiempo tomándolos en lugar de llenar su mente y alma con ese instante. Continúe leyendo

Ese obstáculo

Tenía prisa, caminaba más rápido que de costumbre, y eso significa muy rápido porque siempre ando a las carreras, cuando de repente justo después de girar a la derecha en una esquina, encontré un neumático enorme con una rama de árbol en el medio bloqueando la acera.

¿Quién se atrevió a dejar ese obstáculo en medio de la banqueta?

“Alguien podría resultar herido, ¿no pensaste en eso cuando dejaste estas cosas aquí?”, Dije en voz alta, en caso de que el culpable estuviera aún esperando para reírse cuando alguien chocara. “Pero no había nadie allí.

Traté de mover esa gran rama para despejar el camino y, cuando empecé a sacarla, pude ver un gran agujero en el suelo. Parecía que alguien había caído ahí antes y entonces, con el fin de evitar que otra persona cayera de nuevo, pusieron un neumático grande y una rama de árbol para cubrirlo y así evitar más accidentes.

Me quedé allí un rato. Continúe leyendo

Esta es la vida

El sol de la mañana empezó a brillar sobre el río Támesis mientras Londres despertaba a un nuevo día.

La actividad en Oxford St. era caótica como de costumbre y, un paseo en Hyde Park fue la mejor medicina para mi agotada alma. Eso y algo bueno para comer. Cuerpo y alma están conectados y buena comida es algo que disfruto mucho.

Llegué a un lugar muy popular en la zona, el propietario se encarga de la cocina ya que es un excelente chef. Yo estaba feliz de estar allí ese día.

Verlo trabajar fue un verdadero placer, tiene el don de hacer que los alimentos normales parezcan una obra maestra. Continúe leyendo

¡Eres el mejor!

A veces admiramos a otras personas pensando que sus vidas son realmente geniales y vale la pena imitarlos. Vemos sólo lo que nos permiten ver, grandes mansiones, automóviles, aparatos caros, etc.

Creemos que tienen una vida maravillosa y nos gustaría poder ser tan afortunados como ellos.

Vemos personas que llamamos triunfadores y leemos acerca de su gran éxito en los negocios, el deporte, la política, etc. Nos encantaría poder hacer las cosas tan bien como ellos.

Tendemos a idealizar a esas personas y creemos realmente que estamos muy lejos de su nivel. No se nos ocurriría compararnos con ellos y, a veces incluso, nos sentiríamos felices si pudiéramos hacer un tercio de lo que pueden ellos hacer. Y en realidad ese es el problema real. Continúe leyendo

Tu imagen mental

 

Dicen que debemos estar claros a dónde vamos, para llegar al lugar que deseamos llegar. Y eso es verdad.

Estoy seguro de que la mayor parte del tiempo, sales de tu hogar con un destino en mente. Cuando tomas el metro, un taxi, o te subes a tu auto, tienes un punto final definido en tu mente. De lo contrario, tú y otras personas se molestarían fácilmente. Especialmente los conductores de taxi, pues a ellos les gusta saber a dónde te llevarán, en vez de conducir como hormigas perdidas por toda la ciudad.

En la vida, se considera una buena práctica tener metas para lograr, lugares para ir y gente a quienes amar. Y eso es bueno también.

El verdadero problema surge, cuando se tiene una “imagen mental fija” de cómo deben suceder las cosas. Continúe leyendo

Tu fuerza es …

Se sentía realmente mal esa mañana. Ella había estado tratando de ser fuerte durante demasiado tiempo y eso requiere mucho esfuerzo. Su fuerza empezaba a desvanecerse y la desesperación era más que evidente en sus ojos.

Me miró con los ojos más tristes que he visto en mi vida. Su voz proyectó su estado interior y después de decir hola con una voz taciturna, me dijo que ella sentía que ya no podía soportarlo.

La vida la había tratado mal y ha estado pasando por un período difícil en todas las áreas de su vida.

Ella sabía muy bien que necesitaba cambiar su actitud, pensamientos y sentimientos para poder volver a ponerse en pie una vez más. Pero esta vez ella sentía que eso era demasiado para ella.

Ella me pidió que le diera sólo un aspecto de ella que pudiera darle esperanza para el futuro.

“Dime sólo una cosa para hacerme sentir fuerte una vez más” Ella dijo con una voz desesperada. Continúe leyendo