Joven

Me alegra el poder decir que he tenido el privilegio y bendición a lo largo de mi vida, de haber sido capaz de conocer y trabajar con personas que han sido considerados los mejores en sus respectivas especialidades y por haber aprendido mucho de ellos.

Estaba platicando con una amiga que está muy preocupada con el envejecimiento. Ella no es tan vieja, pero siente que su cuerpo ya no está respondiendo como antes y ahora su mente está centrada en sus “faltas” en vez de hacer algo al respecto. (La falta de movilidad, falta de concentración, falta de sueño, etc.)

Justo le estaba platicando de esas personas que he conocido en mi vida y que han tenido mucho éxito y, su principal característica, había sido la “actividad”. Ellos siguen moviéndose todo el tiempo, caminan mucho, siguen estudiando nuevos temas mucho, están abiertos a nuevas ideas y disciplinas mucho, hacen mucho ejercicio y cuidan sus dietas mucho. Continúe leyendo

Mirando hacia atrás

Para empezar, cortar el césped no parecía tan complicado. Veía a mis vecinos  hacerlo todo el tiempo y se les veía tan poco preocupados, que siempre pensé que no había ninguna complicación en el proceso.

Pero esta vez iba a aprender una lección muy importante.

Yo tenía unos 7 años de edad y no estaba muy interesado en aprender acerca de la jardinería y sus problemas técnicos. Pero estaba visitando a un amigo en su casa y debo admitir que me quedé impresionado por su jardín. Todo parecía tan perfecto y hermoso.

Su padre me preguntó si podía darle una mano a cortar el césped con una vieja cortadora de césped manual. No vi ningún problema con eso, se veía muy fácil de hacer, por lo que comencé la tarea con la emoción de intentar algo nuevo. Continúe leyendo

¡Muévete!

Estaba escuchando la conversación de dos chicos que caminaban justo en frente de mí. Estaban hablando de lo horrible que es levantarse temprano y cómo odiaban tener que caminar a la escuela cada mañana.

Se quejaban de lo difícil que era dejar su cama y luego tener que caminar por un largo tiempo en una mañana fría. Continúe leyendo