Sintonizando mi frecuencia

Después de una serie de eventos sombríos el día anterior, una noche incómoda y un comienzo lento de mi día, estaba en el proceso de disfrutar de la paz y la tranquilidad del parque, cuando un grupo de turistas escandalosos llegaron riendo audiblemente, sacándome de mi estado contemplativo.

 Cuando se acercaron al lugar donde estaba tratando de relajarme, decidieron que el lugar estaba terriblemente tranquilo y necesitaba un poco de estimulación, así que abrieron una pequeña mochila que tenían con ellos y sacaron uno de esos parlantes Bluetooth que puedes conectar a tu teléfono móvil y una música atronadora comenzó a resonar por todo el lugar.

Se cansaron de su lista de reproducción bastante rápido, por lo que abrieron la aplicación de radio de su dispositivo y comenzaron a buscar una estación de radio en particular con música muy extraña que me hizo sentir un poco perturbado.

Cuando comencé a sentir los efectos de todo ese ruido, recordé que podemos elegir nuestra propia frecuencia interna y, de la misma manera en que ellos cambiaban las estaciones de radio, yo también podía elegir una frecuencia interna diferente para vibrar.

Continúe leyendo