Dolor

El niño tenía alrededor de 6 años, era delgado, pero se veía fuerte y muy entusiasta. Sus compañeros de clase eran mayores que él. Este era uno de los dojos (escuela de karate) más famosos de Japón encabezados por uno de los maestros más respetados en el mundo. Matsutatsu (Mass) Oyama.

Los estudiantes muy respetuosamente esperaban órdenes  del Sensei (maestro). Él le indicó al niño que se pusiera de pie en el centro del dojo y pusiera sus manos detrás en la espalda, luego con un ligero gesto ordenó al resto de la clase a ponerse de pie en fila, cada estudiante se paró frente al niño y empezó a dar puñetazos en su abdomen, cinco golpes rápidos. El niño aguantaba estoicamente pero después de recibir los golpes del quinto estudiante, el niño se derrumbó llorando en el suelo.

Como invitado especial y practicante de un arte marcial diferente, me quedé en silencio y decidí no hacer cualquier pregunta, así que decidí mantener mi distancia y mostrar respeto por los métodos del Sensei.

 

Oyama Sensei permaneció en silencio esperando a que el niño se recuperara sin decir una palabra. El muchacho se puso de pie una vez más para recibir el castigo de parte de tres estudiantes más antes de que la clase terminara.

 

(Si quieres seguir leyendo el resto de éste artículo y otros afines, haz click  aqui)

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *