La confrontación

Cuando enfrentas la adversidad en sus múltiples formas, también tienes muchas oportunidades para hacer frente a los diferentes aspectos de tus problemas.

A veces, cuando tus problemas tocan un área de tu ser que realmente te importa, tienes que enfrentar el problema de una manera diferente. Cuando nuestras emociones están involucradas, tendemos a ver las cosas bajo una luz diferente y por lo tanto nuestras decisiones están comprometidas.

Cuando se trata de problemas delicados, la mayoría de las veces, dejamos que nuestros sentimientos y emociones se metan en el camino y la búsqueda de soluciones eficientes se vuelve muy complicada.

 

Por lo general, nos contamos a nosotros mismos una historia muy diferente, tendemos a exagerar la nota, ser más dramáticos, ver el horizonte más oscuro de lo que realmente es y sentimos que nuestro rol en todo esto es el de víctima inocente, atrapada bajo las circunstancias.

Si deseas seguir leyendo este artículo y otros como este por favor haz click AQUI

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *