Simple

En un momento en que la tecnología está ganando la carrera y tu teléfono móvil se ha convertido en una extensión de tu ser. Es cada día más difícil estar presente en nuestro “aquí y ahora”.

Yo estaba caminando por la calle disfrutando del sol, cuando de repente vi a un amigo que venía hacia mí, me estaba preparando para saludarlo alegremente y, cuando estaba a dos pasos de mí, lo saludé por su nombre, pero como él tenía su teléfono móvil en la mano sólo pasó frente a mí sin responder a mi saludo.

Me quedé de pie allí viendo cómo se alejaba y me di cuenta de que llevaba sus audífonos puestos, así que no me pudo escuchar cuando lo saludé.

Continué mi paseo cuando una familia en un restaurante me llamó la atención, era una simpática familia de 5 personas, los dos padres, dos hijas adolescentes y el hijo de unos 11 años de edad. Todos ellos estaban sosteniendo sus teléfonos móviles en sus manos y, al mismo tiempo, haciendo caso omiso de la presencia del resto del mundo que les rodeaba.

Si deseas seguir leyendo este artículo y otros como este por favor haz click AQU

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *