Permite

Te sorprendería saber todas las cosas a las que le das permiso para hacerte daño.

Desde ideas y conceptos viejos hasta alimentos y medicinas que voluntariamente tomas cada día.

Es cierto que hacemos algo al respecto, hasta que nos enfrentamos a las terribles consecuencias de nuestras decisiones, pero supongo que es la naturaleza humana. Y todos, en algún momento de nuestra vida, hemos estado en esa situación.

He conocido a muchas personas que tenían una vida descuidada, fumaban, comían y bebían todo  lo que les ponían enfrente y, si les decías que tuvieran cuidado o que dejaran de hacerlo, se enojaban y te respondían: “De algo me tengo que morir de todos modos.” Sí, en efecto, pero no tienes que acelerar tu propio fin.

Si deseas seguir leyendo este artículo y otros como este por favor haz click AQU

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *