Un nuevo ciclo

 

Un ciclo es una serie de eventos que se repiten con frecuencia en el mismo orden. Al igual que el día antecede a la noche y la primavera precede al verano y luego llega el otoño, al último el invierno y luego las estaciones comienzan una vez más. En realidad no hay principio ni fin.

Lo mismo ocurre con cualquier tipo de ciclo. Un año escolar, un ciclo de relación, un ciclo de trabajo y así sucesivamente.

Entonces, ¿cómo podemos iniciar un nuevo ciclo, de manera que podamos cambiar las cosas que no nos gustaron y salir de la inercia que nos mantiene en la repetición de los ciclos internos que debemos eliminar?

La única manera de “bajarnos” de un ciclo que no queremos repetir de nuevo es haciendo un cambio radical, para que podamos superar la inercia, (la propiedad de la materia que mantiene el mismo estado de reposo o movimiento salvo cuando es alterada por una fuerza externa).

Y ese cambio radical podría comenzar con un cambio de mentalidad. Dejando a un viejo hábito detrás y sustituyéndolo por uno nuevo y bueno. Retomando un buen hábito que hayas abandonado en el pasado, pero que sería algo bueno para tener ahora, ya que te podría ayudar en el presente para reactivar circunstancias deseables.

Todos sabemos que no podemos esperar cosas nuevas en nuestras vidas si no cambiamos nuestros viejos hábitos y, por lo general, se toma como pretexto el inicio de un nuevo ciclo para hacer esos cambios. Pero el problema es que como no hacemos cambios radicales en nuestros patrones de vida y conducta, la inercia termina llevándonos de vuelta al viejo estado oxidado.

Y uno de los principales malos hábitos que tenemos que evitar es el preocuparte. Preocuparse sólo genera más preocupación y esto aumenta nuestros niveles de estrés y sólo engendra más problemas.

Problemas de salud, problemas mentales y por lo tanto materializa el desastre.

Pasar las noches dando vueltas en la cama a causa de tus preocupaciones es la peor manera de perder un tiempo precioso. Si analizas esos problemas en el pasado que te impidieron dormir durante incontables noches, al final se resolvieron de alguna manera.

Sin embargo, la preocupación, el estrés y las dudas te causaron incluso más daño que los mismos problemas.

Esos sentimientos sólo te ponen de nuevo en el mismo escenario, te llevan a comportamientos desesperados y te impiden ver muchas oportunidades.

Comienza un nuevo ciclo siendo consciente de que si sigues haciendo lo que has estado haciendo hasta ahora, volverás a caer en la misma rutina.

Encuentra nuevas formas de hacer las cosas, nuevas ideas, nuevas personas que te motiven a tomar nuevos caminos, nuevas aficiones, nuevas pasiones, haz un cambio radical cuando inicies un nuevo año, un nuevo trabajo, un nuevo período escolar, un nuevo día. Y comenzarás una nueva vida. La vida que tu corazón desea experimentar.

No permitas que la inercia te lleve de vuelta a lo viejo. Vive la vida que tu alma desea que vivas. El momento es ahora.

 Tomado de mi libro: “Respuestas III”

Pensamientos Cuánticos: Respuestas III (Spanish Edition) by [Sampson, Hector]

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *