Palabras

Cuando sabemos que alguien está en problemas y pensamos en cómo podíamos ayudar a esa persona, muchas veces creemos que no somos capaces de dar ayuda real.

La mayor parte del tiempo las personas necesitan más de lo que podemos ver en la superficie. No sabemos hasta qué punto una sonrisa, una palabra buena, un saludo, un guiño, una palmada en la espalda puede ayudar a otras personas.

A veces, saber que tenemos a alguien que está allí sólo para escucharnos es suficiente para cambiar nuestro día y nuestra actitud hacia lo que nos está pasando.

La solución a muchos problemas, podría estar oculta detrás de una sonrisa.

Si tan sólo lo supiéramos.

Si tan sólo tomáramos esos pequeños detalles más en serio.

Si tan sólo nos acordamos de que ya hemos estado ahí.

Todo el mundo vive las cosas de una manera diferente, algunas personas podrían tomar algunas situaciones como el fin del mundo, mientras que otros sólo ven la misma situación como un paseo por el parque.

Por ejemplo,

Si quieres seguir leyendo éste artículo, compra por favor el libro “Diálogos con mi ser interno Volumen III” Haz click aqui

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *