Esta es la vida

El sol de la mañana empezó a brillar sobre el río Támesis mientras Londres despertaba a un nuevo día.

La actividad en Oxford St. era caótica como de costumbre y, un paseo en Hyde Park fue la mejor medicina para mi agotada alma. Eso y algo bueno para comer. Cuerpo y alma están conectados y buena comida es algo que disfruto mucho.

Llegué a un lugar muy popular en la zona, el propietario se encarga de la cocina ya que es un excelente chef. Yo estaba feliz de estar allí ese día.

Verlo trabajar fue un verdadero placer, tiene el don de hacer que los alimentos normales parezcan una obra maestra.

Él estaba completamente concentrado en lo que estaba haciendo y parecía disfrutarlo mucho.

Cada plato que preparó fue perfecto. La presentación, la elaboración y especialmente el sabor eran impecables.

Podrías decir fácilmente que amaba su trabajo. El amor era evidente en cada uno de sus platillos.

Siempre estaba ocupado, rodeado de clientes que a veces esperaban largos períodos de tiempo para degustar una de sus creaciones.

Algunas personas dicen que su secreto esta en sus recetas de familia, otros piensan que eran los ingredientes que usa.

Pero lo que importa es que su éxito es ¿Quieres seguir leyendo este artículo y otros parecidos? Haz click 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *