Consejos

Cuando estaba en la preparatoria una profesora me dijo una vez, que un consejo siempre se da con una mala intención.

Nunca pensé que eso fuera totalmente cierto, pero por otro lado creo que muchas veces la gente da consejos que nunca seguirían ellos mismos.

Cuando tenemos un problema y en realidad confiamos en alguien lo suficiente como para contárselo, la mayoría de las veces vamos a terminar recibiendo un consejo. Incluso, si lo único que queríamos era ser escuchados, no recibir sermones.Las personas se sienten obligadas a dar una opinión o consejo cuando alguien les confía sus problemas y,  no se esperan a que la otra persona les pida su opinión y/o asesoramiento.

Si quieres seguir leyendo éste artículo, compra por favor el libro “Diálogos con mi ser interno Volumen III” Haz click aqui

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *