Solo

Últimamente hay un miedo extendido a estar solos

Conozco a muchas personas que realmente prefieren estar en una relación destructiva que a quedarse sin pareja.

Este temor ha crecido tanto en nuestra sociedad, que ahora se considera una enfermedad muy grave conocida por muchos nombres diferentes: monofobia, autofobia, Isolofobia, entre otros.

Aunque hay diferentes niveles en estas fobias. La mayoría de las personas presentan uno o más síntomas al mismo tiempo.

Una amiga mía ha pasado por cinco o seis relaciones terribles seguidas, repitiendo los mismos patrones, atrayendo cada vez al mismo tipo de persona, y siguiendo exactamente el mismo camino en cada caso.

La mayoría de nosotros nacemos solos, a excepción de los gemelos, trillizos, etc. Pero también ellos son individuos con sus propias características, carácter, gustos, personalidad, etc.

Como individuos, debemos crecer solos, aprender por nuestra cuenta y al final, dejaremos este mundo sin compañía.

Nuestras interacciones con otras personas son parte de nuestras “lecciones grupales” y son una parte muy importante de nuestra capacitación y, por lo tanto, esenciales.

Pero cuando esas interacciones se convierten en una obsesión o dificultan nuestro crecimiento personal, debemos detenernos y trabajar con ellas de inmediato.

Las dependencias son otro tipo de enfermedades que deben de ser atendidas inmediatamente pues son tan destructivas como los miedos.

Hacer las cosas solo, es un privilegio que debemos disfrutar una vez más.

Si recuerdas cómo disfrutar de tu propia compañía, podrás crecer más rápido, aprender mejor y amar a los demás más intensamente.

Una vez que amas tu propia presencia, ves que es más fácil amar a los demás.

Cuando puedes hacer cosas tanto por tu cuenta, así como junto a otras personas, la dependencia ya no tiene razón de existir y tú te liberas realmente.

Además, estar a solas contigo mismo te da un poder que no puedes conseguir de ninguna otra forma.

No estoy diciendo que deberías convertirte en un recluso que deba evitar todo contacto social.  Disfrutar de la compañía de los demás es necesario y hermoso, pero la sociedad actual nos está empujando a ambos extremos: o te olvidas cómo disfrutar tu propia presencia mientras creas una dependencia en los demás, o te aíslas del resto del mundo. Ambos extremos pueden guiarte a la autodestrucción.

Estar solo te dará fuerza, conocimiento y seguridad en ti mismo. Además, es la mejor manera de saber si estás con alguien por amor o por soledad. Y por último, pero no menos importante, es encontrar la alegría de tu propia compañía.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *