¿Quién eres?

Por lo general, cuando alguien nos hace esa pregunta respondemos con nuestro nombre y, probablemente, nuestro puesto de trabajo o profesión.

Pero la verdadera pregunta sería, ¿quién has decidido ser?

De hecho creo que ese es uno de los principales problemas: lo que hemos decidido ser. No es una cuestión de título. Realmente no importa si eres médico, abogado, arquitecto o cualquier otra profesión. Lo que realmente importa es lo que te respondes a tí mismo.

Bien podrías ser carpintero, plomero, enfermera o lo que quieras, pero, ¿puedes responder a esa pregunta con: Soy feliz, soy sano, soy próspero, etc.?

Hemos prestado mucha atención a qué tipo de ocupación tenemos, qué carrera estudiamos, donde buscamos trabajo o dónde vivimos, pero lo que realmente influye en nuestro verdadero éxito en la vida es quién creemos que somos.

 

Si quieres seguir leyendo este artículo por favor compra el libro “Y los diálogos continúan…”. Adquíérelo aqui

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *