Perdón

Parece muy difícil perdonar a alguien que nos ha hecho algo que realmente nos ha dañado de alguna manera.

Pero el tiempo nos ha enseñado que todo el mundo recibe lo que se merece, aunque no lo veamos. Muchas veces he oído gente quejándose de eso, pero recuerda que no sabemos lo que realmente sucede en la vida de otras personas, por lo que definitivamente, no podemos afirmar nada en absoluto.

En muchos casos, cuando ha sido posible, después de una profunda investigación hemos descubierto que la vida de las personas que han sido consideradas como malas o perjudiciales para otros, han vivido una existencia interior muy atormentada.

Creer que nuestras acciones no van a recibir una reacción sería una contradicción con las leyes naturales. Esta reacción va a ser buena o mala dependiendo de nuestra acción y es una ley natural común que podemos observar en el universo entero.

Si quieres seguir leyendo este artículo por favor compra el libro “Y los diálogos continúan…”. Adquíérelo aqui

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *