Ábrete a los milagros

Mientras las cosas suceden en nuestra vida cotidiana, nuestro cerebro registra todo lo que nos rodea. Creemos que somos conscientes de todo lo que ocurre en nuestro entorno, pero es realmente impresionante el analizar todos los detalles que nuestra mente consciente “pierde” en el proceso.

Es la mente subconsciente la que registra todo y lo almacena en nuestros archivos internos.

Lo mismo sucede con los acontecimientos que ocurren en nuestras vidas. Llegan y de inmediato les ponemos una etiqueta, sea positiva o negativa, pero en cualquier caso no estamos viendo la imagen completa.

Nos enfrentamos al evento y nos perdemos la mayor parte de la escena. Ponemos una “buena” o ” mala ” etiqueta tan rápido como nos sea posible, ya que nuestra mente consciente tiene que tener un adjetivo para que pueda clasificar y reaccionar de acuerdo con nuestra percepción.

 

Si quieres seguir leyendo este artículo por favor compra el libro “Y los diálogos continúan…”. Adquíérelo aqui

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *