¿La verdad?

-“Yo sólo quiero saber la verdad”. Escuché a un transeúnte decirlo con desesperación. La persona que caminaba con él, en voz baja respondió: “Pero tú ya sabes la verdad”. La primera persona actuó sorprendida al principio, pero luego asintió aceptando el comentario y tristemente apartó su vista hacia la distancia en silencio.

¿Podemos ocultarnos la verdad tan fácilmente a nosotros mismos? ¿Realmente estamos constantemente evitando verla, incluso cuando está “claramente” justo frente a nuestros ojos? Continúe leyendo

Escapando

Escapar es considerado como una parte de nuestro sistema natural de defensa. Por lo general se le llama: respuesta de lucha o huida.

Según esta teoría, el sistema nervioso simpático reacciona ante el peligro con una secreción hormonal de diferentes hormonas, aminas y neurotransmisores (norepinefrina, epinefrina, estrógeno, testosterona, cortisol y otros). Así preparando al sujeto para la lucha o huida.

En estos tiempos modernos, por lo general NO necesitamos la parte de lucha en la ecuación, (con la excepción de las grandes ciudades y las zonas problemáticas, por supuesto). Así que la parte de la huida es mucho más activa en algunas personas.

Tenemos la tendencia a evadir nuestros problemas y mirar hacia el otro lado. Continúe leyendo