Etiquetas (Más notas a mí mismo)

¿Alguna vez te has preguntado por qué las cosas están “apareciendo” en tu vida como son ahora?

Estamos acostumbrados a “pegar etiquetas” a todo lo que nos rodea, personas, circunstancias y todo tipo de eventos.

Nos gusta usar “positivo” o “negativo”, “bueno” o “malo” y así sucesivamente.

Pero mirando hacia atrás, ¿cuántas veces has visto un “mal” evento que resulta ser algo maravilloso al final? ¿Cuántas veces has visto eventos aparentemente “buenos” convirtiendo tu vida en un verdadero “infierno”?

¿Qué hay sobre esa persona “decente” y “maravillosa” que te causó más dolor y problemas que aquellos que considerabas tus peores enemigos?

¿Lo ves? Vamos a aceptar de una vez por todas, que nunca vemos toda la escena y, que eso, nos hace pegar nuestras etiquetas en lugares equivocados muchas veces.

Por lo tanto, podría ser una buena opción dejar ese “negocio de etiquetado” por un tiempo y empezar a anticipar más milagros y estar listos para ser sorprendidos. Continúe leyendo

Los títulos deben ser temporales

He visto a muchas personas que se vinculan con un título y luego nunca lo dejan ir. Se convierten en esa etiqueta y hacen sus vidas en torno a ella.

Que no sólo es muy limitante, sino poco saludable, ya que cada ser humano es multifacético, no naces sólo para convertirte en un médico o un abogado y matar a todos los otros dones que traemos desde el nacimiento.

Continúe leyendo

Eventos

Ayer un amigo me preguntaba sobre la mejor forma de reaccionar ante un evento negativo y ambos coincidimos en la importancia de reaccionar a cualquier evento de una manera equilibrada.

Estoy seguro de que te acuerdas cuando hablamos sobre la forma en que reaccionamos a un evento en particular, es más importante que el evento en sí, ya que todo depende de la perspectiva utilizada para etiquetarlo.

Bueno, sería imposible estar poniendo etiquetas a cada evento que sucede en nuestra vida. No “etiquetamos” todo, constantemente, dejamos que la vida nos suceda y cambiamos la dirección de un lado a otro para evitar chocar contra cualquier obstáculo (real o imaginario, aunque la mayoría de ellos son imaginarios). Continúe leyendo

Ábrete a los milagros

Mientras las cosas suceden en nuestra vida cotidiana, nuestro cerebro registra todo lo que nos rodea. Creemos que somos conscientes de todo lo que ocurre en nuestro entorno, pero es realmente impresionante el analizar todos los detalles que nuestra mente consciente “pierde” en el proceso.

Es la mente subconsciente la que registra todo y lo almacena en nuestros archivos internos.

Lo mismo sucede con los acontecimientos que ocurren en nuestras vidas. Llegan y de inmediato les ponemos una etiqueta, sea positiva o negativa, pero en cualquier caso no estamos viendo la imagen completa. Continúe leyendo