¿Quién eres?

Por lo general, cuando alguien nos hace esa pregunta respondemos con nuestro nombre y, probablemente, nuestro puesto de trabajo o profesión.

Pero la verdadera pregunta sería, ¿quién has decidido ser?

De hecho creo que ese es uno de los principales problemas: lo que hemos decidido ser. No es una cuestión de título. Realmente no importa si eres médico, abogado, arquitecto o cualquier otra profesión. Lo que realmente importa es lo que te respondes a tí mismo. Continúe leyendo