Inconformidad (más notas para mí mismo)

He estado gimoteando con mi ser interior últimamente muy a menudo.

Me he visto a mí mismo quejándome demasiado en los últimos días y, he descubierto que me está dando resultados muy negativos.

No sé si estoy cayendo en el último deporte de moda: lloriquear, o estoy a punto de cambiar de dirección en mi vida y es por eso que he sido tan rebelde últimamente.

Creo que el pensamiento excesivo está haciendo su trabajo aquí, después de todo, es más fácil quejarse de una situación que hacer algo para corregirla.

A final de cuentas, puedo justificarme diciendo que a donde quiera que vaya, encontraré a alguien chillando por algo.

“Odio mi trabajo”, “me pagan mal”, “soy un fracaso”, “no puedo hacer nada bien”, “nadie me ama”, “a nadie le importo”, etc. Continúe leyendo