Puertas

No soy una persona muy sociable. No es que no me guste conocer gente nueva, por el contrario, me encanta conocer gente nueva, pero lo que no me gusta es estar en medio de grandes multitudes.

Me gusta enfocarme en un pequeño grupo de personas para que podamos llegar a conocernos bien y pueda darles a estos nuevos amigos, la atención adecuada. Pero cuando tienes que conocer a muchas personas al mismo tiempo, por lo general es cuando hago mutis por la izquierda.

No me malinterpretes, no estoy realmente antisocial, (bueno, no mucho.) Pero creo que cada persona que conozco, es como una nueva ventana que me permite ver nuevos paisajes, nuevas ideas, nuevas experiencias, etc. Continúe leyendo

Las tres puertas

He mencionado antes ejemplos de uno de mis libros favoritos, “La historia interminable” de Michael Ende.  Estaba pensando esta mañana sobre una parte que realmente me gusta de este libro: las tres puertas.

En la película sólo hay dos puertas, pero en el libro hay tres. La cosa es que con el fin de llegar a la tercera puerta, hay que cruzar las otras dos y no se puede caminar alrededor de las puertas, tienes que forzosamente atravesarlas.

Puedes aprender mucho leyendo y viendo las dos versiones (libro y película) y obtener tus propias interpretaciones. Continúe leyendo