Sorprendido

 

Estaba viendo una serie turca con mi madre en línea el otro día. Ella se quejaba de vez en cuando sobre cosas que consideraba que no eran “posibles” en situaciones de la vida real, tales como reacciones y actitudes.

Para mí esas actitudes y reacciones estaban justificadas por la situación (comparando lo que yo, o algunas personas que conozco harían en un caso como ese), pero para ella éstas eran “ilógicas e inconcebibles”. Ella decía que “la gente real en una situación seria de la vida cotidiana” no reaccionaría de la misma manera que esos actores. Aunque muchas veces eso nos sucede en series de televisión y películas, la verdad es que nos sorprendería ver lo que “la gente real hace en situaciones de la vida diaria”.

Lo que podría parecer “lógico” para ti, puede sonarle irracional a otra persona. Por lo tanto, no creas que la gente va a reaccionar y responder de la misma manera en que tú lo harías.

Hay una gran cantidad de videos en línea, en donde se pueden ver ejemplos claros de esto. Continúe leyendo

Defensa

Su padre estaba muy preocupado por su comportamiento, ella siempre estaba a la defensiva y era agresiva cuando trataba de dar sus opiniones. Cuando era confrontada por su actitud, ella no podía entender por qué otros se quejaban, ya que ella no estaba “atacando” a nadie, según ella sólo estaba expresando sus puntos de vista, si los otros consideraban que era muy “enérgica” o “expresiva”, entonces no era su problema, o al menos eso es lo que ella siempre dijo. Continúe leyendo

Honestidad

¿Cuántas veces has culpado de tu éxito a las circunstancias? ¿A otras personas? ¿A la suerte?

Por lo general, tendemos a culpar al mundo exterior de nuestras desgracias y tomamos el crédito por nuestros éxitos.

Pero se honesto contigo mismo, las cosas que te están molestando, dificultando, frenando, ¿son realmente tan “externas”? Continúe leyendo

El dolor de los otros

Cuando escuché a este hombre gritándome cosas ininteligibles, me sorprendí. Yo no había hecho nada para provocarlo, él de repente explotó lleno de ira, pero la razón de su ira no era yo, él sólo estaba tratando de encontrar a alguien para descargarla.

Ni siquiera tuve la oportunidad de preguntarle por qué estaba tan molesto, él siguió caminando murmurando algo acerca de un cheque no pagado y en lugar de tomar su agresión, yo sólo sentí pena por él e incluso entendí su frustración, ya que me ha pasado eso también. Continúe leyendo