Cuida tu manera de hablar

Acabo de recibir una copia de un estudio muy interesante realizado por tres universidades en el Reino Unido sobre la percepción del color.

Encontraron una tribu en África con un lenguaje limitado a tres palabras para describir los colores. Una palabra para los colores oscuros, una para los colores de rango medio y uno para colores muy claros.

Para resumir una larga historia, en uno de estos estudios, mostraron diferentes ilustraciones con diferentes tonos del mismo color a los miembros de esa tribu, los cuales de inmediato identificaron los dos tonos que tenían una ligera diferencia. Pero, cuando mostraron la misma ilustración a occidentales que no tenían palabras diferentes para definir esos dos tonos de verde, éstos no pudieron encontrar la diferencia o les tomó mucho tiempo darse cuenta de ello. Ellos carecen de términos para describir esos colores, por lo tanto, los occidentales no pudieron encontrar la diferencia tan fácilmente. Continúe leyendo

Palabras

Yo estaba tratando de entender lo que dos jovencitas estaban platicando mientras esperaba en una plataforma en una estación del metro. Estaba con una persona adulta con ellas, que supongo que era la madre de una de las adolescentes.

Era muy difícil entender lo que estaban hablando, pero me sentí aliviado cuando me di cuenta de que yo no era el único, la madre y otras dos señoras estaban en la misma situación que yo. Obviamente estaban confundidas con la forma en que ellas utilizan algunas palabras.

No puedo recordar exactamente cuáles estaban usando, pero, cuando una de ellos le preguntó a la otra el significado de una de esas palabras, ella dio una respuesta que estaba muy lejos de ser correcta. Continúe leyendo

Tu eco

¿Has notado que constantemente repites una palabra o frases durante tu conversación diaria?

Probablemente no lo has notado, pero algunos de tus amigos cercanos o familiares, sí.

Al analizar esas palabras podemos encontrar algunas respuestas a nuestras creencias ocultas. Esas creencias que nos han causado repetir los mismos errores una y otra vez durante años y, que no nos hemos dado cuenta de que están ahí haciendo que todas estas historias sean recurrentes. Continúe leyendo